Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El blog de ideasypensamientos.

Este bolg es un sitio en donde deseo tocar diferentes temas que van del amor, política o lo que fuere desde mi perspectiva de cómo veo las cosas, poder dejar lo que uno piensa e intercambiar ideas creo es algo bueno...

La chica de blanco.

Publicado en 9 Enero 2015 por ideasypensamientos. in terror, cuentos, historias

El año estaba llegando a su fin, dejándome la sensación que los años son cada vez más cortos. Era 31 de diciembre y ese día trabajé hasta las 22 horas con un párate de 4 horas para volver a trabajar a las 2 de la mañana hasta las 8 del 1 de enero, que es cuando finalizaba mi turno. Desde hace 5 años que trabajo de taxista y al trabajar como tal tengo tantas anécdotas para contar pero ninguna como la que me sucedió esa noche. Una vez un tipo me hizo que fuera a un hotel alojamiento y durante el viaje me contaba que tenía una relación amorosa con una chica de 25 años y que desde hace un tiempo venia en caída libre la relación con ella. Cuando llegamos al lugar, vimos a su chica entrando al hotel con un viejo que creo que era el jefe de ella. Mi ocasional cliente estaba fuera de sí y quería bajar del taxi a matarlos a ambos. Tuve que convencerlo de que no haga eso aunque para eso me metí en su vida personal. No fue fácil convencerlo pero lo hice, al menos por el momento el tipo no hizo nada. Otra anécdota que cuento ahora es la de una mujer que venía como pasajera de mi taxi al pasar vió al marido a los besos en una plaza con una mujer más joven que ella. Me pidió a los gritos que detenga el taxi y así lo hice. Me quedé un rato para presenciar una escena de pugilato entre estas 2 mujeres por el amor de un tipo. No sólo presencie historias de infidelidades de manera no intencional es decir por ser ocasional espectador. Sino también tuve mis historias y al hacerlas sabía que engañaba a mi esposa aunque la culpa me llegaba después. Tengo tantas historias para contar … Como esa vez en que un tipo llorando me dijo que su abogado lo había dejado en la calle y al día siguiente cuando prendí mi televisor pude ver como ese mismo tipo había matado a dicho abogado apenas horas después de que yo lo llevara en el taxi. Como dije al principio, son tantas historias pero ninguna como la que contaré a continuación.

El día del 31 de diciembre había empezado, en lo que a jornada laboral se refiere, a las 16 horas. Esa noche había hecho varios pasajes a diferentes puntos de la ciudad pero sobre todo en el horario comprendido entre las 18 a 21 horas. Después de las 21 horas se había puesto mortalmente aburrida la cosa, dado que no tenía pasajero que llevar. Cuando se hicieron las 21:40 hs fui a casa para tomarme un descanso de 4 horas más o menos en el cual recibiría el año nuevo con mi familia. La cual estaba compuesta por mi esposa y mis 2 pequeños hijos de 4 y 7 años. Se hicieron las 00 horas y después de saludar a mi mujer y a los niños recibí la llegada de algunos amigos y familiares. Mi meta en ese momento era no tomar ni una gota de alcohol, dado que clavada las 2 hs tendría que salir a trabajar de nuevo.

Se hizo las 2 de la mañana del 1 de enero de este nuevo año y partí a trabajar. La madrugada estaba tranquila en el sentido que todavía nadie tomaba mi taxi. Así que me limitaba a oír los molestos ruidos de juegos artificiales que para esa fecha se usan. Cuando se hacen las 3 de la mañana y yo pasaba cerca de la plaza central. Una chica de unos 25 a 30 años, vestida de blanco me paró. Subió al taxi y me pidió que la llevara a cierta dirección. Durante el viaje me contó que las fiestas la deprimían mucho aunque por cómo iba vestida daba la sensación de que iba a alguna fiesta para celebrar el comienzo del año nuevo o algo así. Me pregunto si podía fumar a lo que le dije que sí. Ella era hermosa y admito que si me hubiera tirado alguna indirecta habría tratado de conquistarla. Ella se había sentado en la parte de atrás del auto. Y en un principio conversábamos pero claro, yo no la miraba todo el tiempo. Antes que termine el viaje me pasó unos billetes con los que me pagó y yo le di el vuelto. Si bien el viaje no terminaba, yo ya sabía lo que tenía que cobrarle. De un momento para otro dejamos de hablar y pasamos por un túnel y llegamos donde ella tenía que bajarse. Cuando me di vuelta para preguntar:”Es aquí donde baja, no?” Ella no estaba, había desaparecido de forma inexplicable. Esa noche el miedo me invadió y yo no soy un tipo de andar teniendo miedo, pero esa noche si y más miedo tuve cuando pensé en que para regresar tenía que volver a pasar por ese túnel.

Nota: La historia aquí escrita es una versión personalizada y un poco más larga de una historia paranormal que se dice pasa en esta ciudad. Y para ser más exactos cuando remiseros y taxistas andan dando vueltas a las 3 de la mañana de cualquier madrugada pueden toparse con ella.

La chica de blanco.
Comentar este post